25 millones de abortos inseguros en el mundo al año

pancarta con la frase 'una ley que despenaliza no obliga a nadie a interrumpir un embarazo'
Alerta de la Organización Mundial de la Salud por 25 millones de abortos inseguros en el mundo cada año. La mayoría de ellos se realiza en la clandestinidad y en países en vías de desarrollo.

La OMS junto con el Instituto Guttmacher han realizado un estudio en el que se manifiesta que el 45% de los abortos que se realizan en el mundo se hacen en condiciones peligrosas. Analizados 182 países de las Naciones Unidas entre 2010 y 2014, se concluye que el 97% de los abortos inseguros se realizan en países de África, América Latina y Asia, coincidiendo con ser los que tienen las leyes más restrictivas y que impiden que las mujeres puedan ejercer el derecho a decidir.

En España es legal abortar hasta la semana 14 a petición de la mujer. Las Clínicas IVE son los lugares acreditados para interrumpir el embarazo, garantizando condiciones totalmente seguras en la realización del procedimiento.

Muchos países de América Latina tienen leyes muy restrictivas que criminalizan a las mujeres que interrumpen su embarazo. Además de verse abocadas a hacerlo en condiciones inseguras, se enfrentan a penas de prisión. Desde la OMS se insta a estos países a que modifiquen sus leyes para permitir ejercer este derecho en condiciones seguras y en la que la salud de las mujeres no corra peligro.

Aquí puedes consultar el mapa del aborto en el mundo y consultar cada país.

Infográfico del Instituto Guttmacher con cifras sobre abortos inseguros en el mundo

Métodos clandestinos para abortar que ponen en riesgo la salud de la mujer

Frente a las técnicas más antiguas realizadas por aborteras en el siglo pasado, en las últimas décadas los métodos clandestinos han cambiado hacia técnicas farmacológicas en su gran mayoría.

En el estudio se concluye que las mujeres suelen recurrir a fármacos como el Misoprostol, uno de los medicamentos que utilizan las clínicas legales para realizar la interrupción del embarazo con medicamentos.

El problema reside en que las mujeres que tienen que recurrir a abortos clandestinos, compran estos fármacos en el mercado negro, es decir, fuera de las vías legales sanitarias. Normalmente los obtienen por internet, pero también hay organizaciones como Woman On Waves que dan asistencia médica on line o telefónica para que las mujeres que obtienen estos medicamentos para tomarlos por su cuenta, tengan asesoramiento y supervisión. Esta organización lleva años luchando contra los efectos de los abortos inseguros y clandestinos.

De lo que sí advierte Woman on Waves es de que si en tu país el aborto está permitido y garantizado en condiciones legales, no recurras a los abortos inseguros y acude a clínicas acreditadas para tener la atención médica directa y personalizada.

Recuerda que el uso del Misoprostol en las clínicas de aborto legales, está acompañado del uso de otro fármaco llamado Mifepristona. Además, previamente se debe realizar a la mujer un chequeo médico y comprobar que puede tomar estos medicamentos. La toma de ambos debe estar siempre supervisada por el personal médico.

Más grave es la existencia todavía de prácticas más peligrosas como el uso de hierbas, ácido o sondas vaginales, especialmente en ámbitos rurales, donde hay más pobreza y menos acceso a la información por parte de las mujeres. Este hecho las hace aún más vulnerables multiplicando los riesgos para su salud y sus vidas.

Lamentables son también las nuevas políticas de países desarrollados donde parece que este aspecto estaba superado. Es el caso de los Estados Unidos y las políticas de su presidente ultraconservador Donald Trump. Éste está vetando a organizaciones que tienen proyectos sobre el aborto en países en vías de desarrollo, lo que dañará mucho más la situación con el aborto en países donde hay restricciones.

Sin duda, que el 45% de los abortos que se realizan en el mundo sean inseguros, pone de manifiesto que los derechos de las mujeres a decidir aún es un asunto que no se respeta. Estos derechos siguen en manos de sectores ultraconservadores influidos por sectores religiosos, lo que dificulta el alcance de la igualdad real que durante décadas llevan pidiendo organizaciones internacionales y en general la lucha feminista.

 

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.