El 43% de los embarazos en Europa son no planeados

mujer sosteniendo un test de embarazo con cara de preocupación
De acuerdo con un informe del Foro de población y desarrollo del Parlamento Europeo, una de cada tres personas de la población europea no utiliza ningún método anticonceptivo, por lo que parece que el uso de métodos de anticoncepción en Europa no es tan frecuente como pudiera parecer.

El mal uso de los métodos anticonceptivos, la ausencia de los mismos o los problemas de financiación pública, ha llevado a que un 43% de los embarazos que se dan en Europa no fueran buscados.

El miércoles pasado se presentó en Madrid el llamado “Atlas de la Anticoncepción”, que analiza el acceso a métodos de anticoncepción en Europa y sus distintos países, la información online y el asesoramiento sobre planificación familiar.

En España el acceso a los métodos anticonceptivos es libre, pudiendo elegir el más adecuado para tu salud sexual y reproductiva. Puedes recibir asesoramiento tanto en consultas ginecológicas públicas o privadas. Aquí podrás encontrar clínicas ginecológicas privadas que cuentan con servicios de planificación familiar y podrán ayudarte.

Uno de los aspectos que analiza el estudio es el acceso que tienen las mujeres a métodos anticonceptivos en 45 países europeos distintos. Este estudio muestra que existen grandes diferencias entre los países occidentales y los del este en relación a la posibilidad de acceder a los mismos. Los países que tienen un mejor acceso a métodos anticonceptivos son Francia, Reino Unido y Bélgica, mientras que Rusia, Grecia y Bulgaria se encuentran limitados en este aspecto.

No solo hay desigualdades, sino que se dan casos donde existe restricción en el uso de métodos de anticoncepción en Europa

Turquía es un caso concreto en el que los métodos anticonceptivos están restringidos a casos particulares: las únicas mujeres que tienen acceso a los mismos son aquellas que están casadas. De hecho, el presidente islamista Recep Tayyip Erdogan afirma que el objetivo de una mujer es ser madre y que aquellas que renuncian a la maternidad son, en sus palabras, “personas a medias”.

Por tanto, como se ve en el estudio, el acceso a la contracepción (que debería ser un derecho sexual básico) aún debería incrementarse mucho más. Muchas veces se piensa que en Europa no existen problemas en la accesibilidad a los métodos anticonceptivos modernos, pero no es así.

Parece que España se encuentra en una posición intermedia, pero de acuerdo con Concha Martín Perpiñán, experta colaboradora de la Federación de Planificación Familiar Estatal, se encuentra en un nivel inferior que le sería correspondiente. Está por debajo de Portugal, Francia o Irlanda.

El acceso a los anticonceptivos mejora la natalidad

distintos métodos anticonceptivos

El informe indica que, cuanto mayor acceso se tiene a los métodos anticonceptivos, más se favorece la planificación familiar. Por ejemplo, Francia es el país que gana en el ranking sobre el acceso a los anticonceptivos y es el que mayor tasa de natalidad tiene de Europa.

Sería mucho más barato financiar los anticonceptivos que la interrupción del embarazo.  Por ejemplo, en Reino Unido son gratuitos.

En España, por el contrario, no es así, y un 35% de embarazos son no deseados, acabando la mitad en la interrupción voluntaria del embarazo.

¿Qué ocurre con el acceso a la información?

La información con la que cuentan los distintos países depende de si las webs se gestionan de forma privada o si existe apoyo del gobierno. Por ejemplo, en España o Italia son las farmacéuticas y ONG las que divulgan información sobre salud sexual y reproductiva.

Además, de acuerdo con este estudio, en nuestro país hay poca información online sobre contracepción, especialmente sobre los métodos modernos.  Asimismo, no están financiados  y en cada comunidad autónoma la situación es diferente.

Nuestra página web ofrece información detallada sobre anticoncepción, qué métodos existen, dónde conseguirlos y otros datos de interés sobre planificación familiar.

Sin embargo, en otros países como Alemania, Francia, Bélgica, Reino Unido, Noruega o Países Bajos, sus páginas webs tienen información adecuada sobre cuánto cuestan los distintos métodos anticonceptivos y dónde se venden.

Por último, el estudio trata también el tema de la anticoncepción de emergencia. Ésta es legal en todos los países analizados, pero en Rusia, Hungría y Albania se necesita receta médica para poder conseguirla en la farmacia.

Por tanto, vemos que la anticoncepción en Europa no es una prioridad en muchos países dentro de la sanidad pública y no en todos el acceso a la información es sencillo, imparcial y riguroso. En muchas ocasiones, es información dada por farmacéuticas.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.