El anillo vaginal anticonceptivo, es un aro flexible que se coloca en la vagina y sirve como anticonceptivo hormonal. La mujer puede colocárselo por sí sola. Cada anillo ha de ser retirado a las 3 semanas.

anillo vaginal anticonceptivo

Este método anticonceptivo actúa igual que la píldora combinada. Contiene los dos tipos de hormonas (estrógeno y progestágeno). El anillo, principalmente, se encarga de detener la ovulación. Esto significa que la mujer no expulsaría el óvulo y por lo tanto éste no podría ser fertilizado. También hace que la mucosa en el cérvix se vuelva más espesa haciendo que el esperma tenga problemas para entrar.

Tiene un 99% de efectividad usado correctamente.

Si estás interesada en utilizar el anillo vaginal, encuentra aquí Clínicas Ginecológicas que prestan este servicio. Pide cita inmediara y recibirás todo el asesoramiento que necesites.

¿Cómo lo tengo que usar?

ficha anillo vaginal

El anillo vaginal debe permanecer en la vagina durante 3 semanas, luego debes retirarlo y descansar durante 7 días para que te venga la regla. Tras los 7 días de descanso, debes ponerte otro nuevo.

Lo más indicado, es que por primera vez debes colocarlo en el primer día de tu ciclo menstrual, y dejarlo durante las 3 semanas indicadas. De esta forma, el ciclo será mucho más controlado y exacto.

¿Cómo se coloca el anillo vaginal?

Es más fácil que ponerte un tampón, ya que el anillo es fino y se desliza fácilmente. Debes doblar el anillo para introducirlo suavemente en la vagina. Si lo notas al ponértelo, es señal de que debes empujarlo un poco más. Cuando no te moleste, es señal de que lo has puesto bien. No te preocupes por empujarlo más hacia dentro, el anillo no se perderá en el interior y es muy fácil su retirada al pasar las 3 semanas. Apenas introduzcas los dedos lo palparás y podrás tirar de él hacia el exterior.

El anillo vaginal no interfiere en las relaciones sexuales.

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Ventajas:

  • Es fácil de poner y quitar.
  • No tienes que pensar en su uso todos los días. Tan sólo debes preocuparte cada tres semanas de quitarlo, y el momento de ponerte el nuevo.
  • El anillo da 24 horas de protección frente al embarazo.
  • La fertilidad vuelve a la normalidad al poco de dejar de usarlo.
  • El sangrado del periodo suele volverse más ligero, así como los dolores menstruales.
  • Su efectividad no se ve afectada si tienes vómitos o diarrea.

Desventajas:

  • No protege de las ITS.
  • Puedes tener algún efecto secundario, como sensibilidad en los pechos o dolor de cabeza.
Recuerda: el anillo vaginal no previene de las ITS (infecciones de transmisión sexual). Para prevenirlas debes usar el preservativo.

¿Qué pasa si lo uso mal?

Puede haber ocasiones en que no se use de manera correcta, existan olvidos o descuidos. Puede haber riesgo de embarazo en los siguientes supuestos:

  • Si el anillo se sale de la vagina y no se pone en las 3 horas siguientes.
  • Si no se lleva puesto durante las 3 semanas seguidas en las que el anillo debe permenecer en la vagina sin sacarlo.
  • Si, por el contrario, el anillo se tiene en la vagina durante más de tres semanas.
  • Si te olvidas ponerte un nuevo anillo pasada la semana de descanso.

Ante algunos de estos descuidos, es recomendable hacer lo siguiente:

  • Si el anillo se sale de la vagina, lávalo con agua fría o tibia y vuelve a colocarlo lo antes posible (antes que pasen tres horas).
  • Si lo colocas pasadas esas tres horas, debes usar condón durante los 7 días posteriores en tus relaciones sexuales.
  • Si dejas el anillo dentro de la vagina durante más de tres semanas, acude o ponte en contacto lo antes posible con ginecología, donde te indicarán lo que debes hacer.
Para conseguir la mejor planificación anticonceptiva para tu caso, debes acudir a ginecología en tu centro de salud, o bien visitar las Clínicas Ginecológicas Privadas para evitar listas de espera.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.