La inyección anticonceptiva es uno de los métodos más cómodos. Hay dos tipos: una mensual y otra que se pone cada tres meses.

inyección anticonceptiva

Si estás interesada en utilizar la inyección anticonceptiva, localiza aquí tu Clínica Ginecológica más cercana que tiene este servicio anticonceptivo. En ellas evitarás listas de espera y podrás tener tu cita rápida.

Inyección anticonceptiva mensual:

Es un anticonceptivo combinado ya que contiene dos hormonas (estrógeno y progestágeno) por lo que actúa de forma similar a la píldora combinada.

Inyección anticonceptiva trimestral:

Contiene una única hormona (progestágeno) por lo que funciona de forma similar a la mini píldora. Hace que la mucosa en el cérvix se vuelva más espesa haciendo que el esperma no pueda entrar. Además, hace que los óvulos no salgan de los ovarios.

inyección anticonceptiva

Ambas inyecciones son métodos muy eficaces pero, al igual que ocurre con los otros métodos hormonales, se requiere acudir a un ginecólogo, que es quien valorará la conveniencia o no de su utilización.

Una ventaja de las inyecciones anticonceptivas es que no requieren de una rutina diaria, como en el caso de la píldora, que hay que recordar tomarla todos los días. Sin embargo, como se ha mencionado anteriormente, el único método que protege de las ITS (infecciones de transmisión sexual) es el preservativo. Esto significa que no es recomendable dejar de usarlo, sobretodo si se tienen relaciones sexuales con personas diferentes, o si se tiene pareja estable pero no sabe si puede tener alguna infección.

Características generales de la inyección anticonceptiva

  • La inyección anticonceptiva es uno de los tipo de anticonceptivo llamado “Anticonceptivo reversible de acción prolongada“. Es una inyección intramuscular y no duele ponérsela.
  • La inyección anticonceptiva hace que la mucosa en el cérvix se espese, haciendo que el esperma tenga problemas para pasar por el cérvix. También puede inhibir la ovulación. Además, en caso de que lo anterior fallara, hace que el óvulo fertilizado no pueda implantarse en el útero.
  • Una de las ventajas de las inyecciones anticonceptivas es que no son de uso diario, como la píldora, por tanto son más cómodas. Por ello se ajusta mejor al estilo de vida de muchas mujeres. Sin embargo, no se debe olvidar acudir al centro de salud o clínica cuando el profesional te indique que debes ir a ponértela (una vez al mes o una vez cada tres meses).
  • La inyección debe ir prescrita o recetada desde ginecología, ya que se trata de un anticonceptivo hormonal. Te preguntarán sobre tu historial médico, hábitos, historial familiar, etc; y valorarán si es el método más apto para ti.
  • No todas las mujeres pueden usarla. No están indicadas si se padecen enfermedades del hígado, de corazón, diabetes, migrañas o depresión. Tampoco suelen estar indicadas en mujeres mayores de 35 años.
  • Tienen una efectividad del 99% si se usan correctamente. Su efecto es inmediato, es decir, a las 24 horas te protege frente al embarazo.
  • Otras ventajas: reducen la formación de quistes en los ovarios, protegen de la enfermedad inflamatoria pélvica, disminuyen los dolores de regla, así como la cantidad de sangrado. No interfieren en las relaciones sexuales.
  • Principales desventajas: pueden hacer que desaparezca la menstruación, no protegen de las infecciones de transmisión sexual, y la fertilidad no se recupera inmediatamente tras su interrupción, sino que hay que esperar unos meses.
Es importante que acudas a consulta ginecológica si estás pensando en utlizar anticoncepción hormonal. Los profesionales deben asegurarse de los métodos más idóneos para ti, y te realizarán un seguimiento. Localiza aquí tu Clínica Ginecológica más cercana.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.