¿Por qué aún no hay métodos anticonceptivos para hombres?

hombre con píldora anticonceptiva
Recientemente se ha suspendido un estudio que probaba una inyección anticonceptiva masculina por provocar efectos secundarios como acné, cambios en el estado de ánimo y aumento de la libido. Y sin embargo, la anticoncepción hormonal femenina puede provocar estos mismos efectos y está en el mercado. ¿Por qué entonces no ocurre lo mismo con los anticonceptivos para hombres?

Las mujeres siempre han estado solas en el control de la fertilidad. En cuanto a anticoncepción hormonal, toda la que existe es para el cuerpo femenino, no para el masculino. Muchas personas dirán que la que se embaraza es la mujer y por ello ha de ser quien controle la fertilidad; pero para que ocurra un embarazo hace falta igualmente la parte masculina, y ésta también se puede controlar mediante hormonación. El problema es que no hay voluntad para ello.

Existe una amplia gama de métodos anticonceptivos hormonales femeninos y Centros Ginecológicos donde brindan asesoramiento sobre el uso del método mejor adaptado a cada caso.

El único anticonceptivo masculino que existe y que no es hormonal, es el condón, y ya sabemos los problemas que ponen muchos en su uso. No son nada más que excusas para no tener que colaborar en el control del embarazo. Curiosamente, la mayoría de los hombres que ponen pegas y evitan ponerse el condón, son aquellos que piensan que un embarazo no es cosa suya.

De manera similar ocurre con la vasectomía, el anticonceptivo irreversible masculino, más económico y con muchos menos riesgos que la ligadura de trompas (anticoncepción irreversible femenina). Sólo Canadá, Reino Unido, Nueva Zelanda, Bhután y Países Bajos, son los países donde más hombres que mujeres se esterilizan, según un artículo de la BBC (2014).

Estudio de la inyección anticonceptiva masculina

Este estudio reciente de la universidad Martín Lutero de Alemania sobre la anticoncepción inyectable masculina llevada a cabo en 2016, fue suspendida debido a los efectos secundarios que la inyección provocó en los sujetos del estudio: los efectos más comunes fueron aumento del acné (casi el 50%), trastornos del ánimo (alrededor de un 20%) y aumento de la libido (alrededor de un 33%).

inyección - anticonceptivos para hombres

Finalmente se suspendió porque los responsables del estudio concluyeron que dichos efectos eran más importantes que el éxito de la inyección (reducir la producción de esperma).

Sin embargo, si miramos los posibles efectos secundarios de la anticoncepción hormonal femenina (cambios en la libido, aumento de peso, náuseas, dolor de cabeza, etc), podemos concluir que los efectos de la inyección masculina no son tan importantes.

Además, existen dos razones por las que estos anticonceptivos para hombres podrían ser más efectivos e importantes que los femeninos:

  • En el estudio de la inyección masculina, la tasa de embarazo se redujo a 1,5 bebés por cada 100 parejas. Comparada con la tasa de embarazo de las mujeres que toman la píldora combinada (9 bebés por cada 100 parejas), hace más evidente la efectividad de esta anticoncepción masculina.
  • Controlar la fertilidad masculina es mucho más sencillo, puesto que la producción de esperma se produce de forma constante. Por el contrario, la fertilidad de la mujer funciona por ciclos, no siempre regulares, por lo que este control es más complicado.

¿Por qué entonces está siendo tan difícil que se comercialicen anticonceptivos para hombres de tipo hormonal?

Una de las razones podría radicar en las mismas empresas farmacéuticas. No invierten más dinero en la búsqueda de una píldora o un método masculino porque ya obtienen jugosos beneficios con la píldora anticonceptiva femenina.

Y otro de los posibles motivos está en la escasa concepción masculina sobre el control de la propia fertilidad. Haría falta mucha más educación para que los hombres se sinteran responsables de evitar los embarazos no deseados y quisieran consumir o utilizar sus propios anticonceptivos hormonales.

A pesar de que los anticonceptivos femeninos funcionan y cada vez son menores los efectos secundarios que provocan (debido a la constante innovación en ellos), es importante reflexionar por qué aún es tan difícil imaginar que un hombre controle su fertilidad a través de un propio anticonceptivo.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.