Si crees que puedes estar embarazada, debes hacerte una prueba de embarazo y obtener los resultados de inmediato.

Si tienes la sospecha de que estás embarazada, bien porque has tenido síntomas, o bien porque tuviste relaciones sin protección, es importante dar el paso de realizarse la prueba. No sirve de nada pasar nervios esperando al siguiente periodo, o esperar más. Lo mejor es salir de dudas para poder tomar decisiones.

Las pruebas de embarazo funcionan detectando una hormona especial que sólo se encuentra en la orina o en la sangre de una mujer embarazada. La prueba de embarazo a través de la orina es la más común, se puede comprar en farmacias y realizar en casa. La prueba de embarazo a través de la sangre hay que hacérsela en un centro de salud.

Prueba de embarazo a través de la orina

prueba de embarazo a través de la orinaEstos test de embarazo los puedes comprar en cualquier farmacia y son bastante económicos, de media valen unos 10 euros. Existen diferentes tipos y marcas, y todos ellos traen instrucciones escritas. La ventaja de esta prueba es que puedes saber si estás embarazada de forma rápida, y además, la realizas en tu intimidad.

Esta prueba de embarazo funciona detectando las hormonas del embarazo en tu orina. Debes orinar en el objeto según te indiquen las instrucciones. Al transcurrir  unos segundos (el tiempo de espera depende del tipo de prueba que hayas comprado) verás un resultado positivo o negativo. Debes leer bien las instrucciones para evitar errores en la prueba.

El tipo de prueba más frecuente que puedes encontrar, es la que tiene el sistema de ‘tiras reactivas’. Estas tiras cambian de color al entrar en contacto con la orina en el caso de que exista un embarazo. Detectan la hormona HGC (Gonadotropina Coriónica Humana), que está presente cuando se tiene una gestación.

Prueba de embarazo a través de la sangre

prueba de embarazo a través de la sangreEsta prueba consiste en coger una muestra de sangre y analizarla en el laboratorio. Se realiza en los centros de salud. Al llevarse al laboratorio, los resultados no son tan rápidos, deberás esperar al menos un día para conocerlos. Pero la gran ventaja de esta prueba es que detecta la hormona del embarazo antes que con la prueba de orina, y además la cuantifica. Esto quiere decir que con esta prueba puedes saber de cuánto tiempo estás exactamente, y cuál será el momento del parto.

Las mujeres que han confirmado un embarazo a través de la prueba de la orina, normalmente se realizan después la prueba de la sangre. Esta prueba confirma el embarazo y determina los datos exactos de la gestación. Pero también puedes realizarte directamente la prueba de la sangre si así lo deseas.

Si deseas realizarte una prueba de embarazo con análisis de sangre, aquí podrás ver Clínicas ginecológicas que prestan el servicio de test de embarazo. En ellas puedes pedir una cita inmediata.

Cuándo hacerse la prueba

La mayoría de las pruebas de embarazo funcionan inmediatamente cuando tienes un retraso en la menstruación.

Si no tienes menstruaciones regulares puede ser difícil saberlo, por lo que sería mejor que esperaras unas tres semanas tras haber mantenido sexo sin protección para hacerte la prueba. Así, los resultados serán más acertados.

¿Qué pasa si me sale positiva?

Si la prueba de embarazo ha salido positiva, es importante que busques asesoría tan pronto como puedas. En este momento, y más si estás ante un embarazo no deseado, deberás decidir qué vas a hacer. Puede interesarte nuestra sección ‘qué pasa si estoy embarazada‘ para ver cuáles son tus opciones.

Si la prueba de embarazo ha salido negativa y la has realizado correctamente siguiendo las instrucciones, es poco probable que estés embarazada. Si aún así no te viene la regla, debes saber que la menstruación puede retrasarse por muchos motivos: estrés, cambios hormonales, cambios en los hábitos de vida, cambios en la salud…

Por ello, si ya tienes un retraso de la regla considerable, deberías acudir a consulta ginecológica para que te realicen una revisión.

Encuentra aquí Clínicas cercanas que prestan servicios de consulta ginecológica, y así podrás realizarte un estudio de tu salud de forma rápida.

También es igual de importante considerar el hecho de usar métodos anticonceptivos a partir de ahora. Si has pensado que podías estar embarazada es porque tuviste relaciones sin protección. Seguir teniendo este tipo de relaciones si no quieres quedarte embarazada, sólo sirve para estar en riesgo una y otra vez. Por ello es muy importante que utilices algún anticonceptivo de forma constante, y así evitarás embarazos no deseados.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.