Cómo hablar de sexo con adolescentes: guía para madres y padres

padre y madre e hijos: hablar de sexo con adolescentes
¿Cómo hablar de sexo con adolescentes? Esta pregunta se la hacen a diario madres y padres que, conscientes de la necesidad de hablarlo, no encuentran nunca el momento para hacerlo, ni las palabras adecuadas. A continuación os ofrecemos una pequeña guía de cómo hacerlo.

Hablar sobre sexualidad con los hijos e hijas no es fácil al principio, ya que es un tema que incomoda normalmente, pero siempre tendrá que haber una primera vez o un detonante para encontrar el momento. Una vez se ha resuelto este primer abordaje, con el tiempo acaba siendo más fácil y cómodo para ambas partes. Hay que tener en cuenta que hay muchas formas diferentes de iniciar una conversación sobre sexo.

En primer lugar, es muy recomendable conocer o tener a mano la información sobre educación sexual. En este portal te ofrecemos toda la información sobre anticoncepción, ITS, sexo y relaciones, etc. En definitiva, todos los contenidos básicos que pueden servirte de guía. Navega por nuestro menú superior.

Ventajas de hablar de sexo con adolescentes

Está demostrado que los adolescentes que hablan con sus padres sobre sexo de manera natural, suelen tender a posponer la actividad sexual y actuar con más madurez utilizando el condón y otros métodos anticonceptivos en sus relaciones sexuales. Además, suelen ser los padres los que más influencia ejercen en las decisiones que toman los adolescentes.

Para ello debe crearse un clima de confianza desde la infancia, es decir, enseñar a los hijos e hijas a que pueden contar con sus padres en cualquier momento.

La mayor ventaja de hablar de sexo con adolescentes, es que éstos sabrán cómo prevenir riesgos, especialmente los embarazos no deseados y las Infecciones de Transmisión Sexual. Tener la información de las personas que más quieren y que son su referencia no sólo creará confianza en la relación paterno-filial, sino que les ayudará a no buscarla de otras fuentes menos fiables.

Este vídeo del portal Sexperimentando ofrece un pequeño resumen de por qué hablar y cuáles son las pautas básicas:

¿Cuándo empezar a hablar?

Lo ideal es hablar con naturalidad desde la infancia, siempre adaptándolo al nivel cognitivo de cada edad (desde la infancia ya se hacen preguntas que pueden responderse de forma sencilla y adaptada). No obstante, es mayor la necesidad de hacerlo cuando llega la adolescencia, y sabemos que a partir de ahora se hacen preguntas, van a sentir deseo sexual y van a comenzar tarde o temprano a experimentar.

Para comenzar una conversación sobre sexo, hay muchos momentos buenos para hacerlo: a raíz de un anuncio o contenido de la televisión, de una canción que escucháis, etc. Por ejemplo, sale en televisión una adolescente embarazada, dos jóvenes teniendo una cita, una canción de moda que habla del ‘amor irreal’ (el mito del amor romántico que desencadena las relaciones tóxicas)…Cualquier situación sería buena para abordar algunas cuestiones y romper el hielo.

Muy importante: no pretender contar todo lo que queréis que sepan en la misma conversación. Esto llevará a frustración y desinterés del adolescente. Es mejor dosificar la información, ir poco a poco, y sin presiones. Este tema ha de abordarse como cualquier otro.

¿Qué aspectos son los más importantes para hablar?

Lo más importante es no mentir nunca ni adornar la situación (ya que tarde o temprano descubrirán el engaño y puede que ya nunca quieran hablar del tema). La información ha de ser cierta, precisa y útil. Los temás más frecuentes e importantes son los siguientes:

  • Tomar decisiones maduras y responsables, mediante las relaciones sexuales consentidas, el uso de anticonceptivos para prevenir embarazos e ITS.
  • Perspectiva de género siempre: dar un mensaje de igualdad entre hombres y mujeres conseguirá que sus relaciones sean de respeto mutuo, y que desarrollen unos sentimientos y valores ideales para tener relaciones sanas. Las actitudes machistas van a crear personas frustradas, intolerantes, y posesivas, incluso en el sexo.

manos y anticonceptivos condón y píldora

¿Cómo conseguir que accedan a hablar de sexo?

Es preciso tener en cuenta que si nunca se ha sacado el tema, o alguna vez se ha evitado por parte de los padres, puede ser que cuando se quiera hablar, la actitud de los hijos e hijas sea de pasotismo o irritabilidad. Por ello hay que tener paciencia e ir poco a poco creando la confianza.

Lo más importante y que a veces no se hace, es escuchar. Puede ser que tengas tanto que decir, que olvides escuchar activamente al adolescente. Escuchar es la clave para conseguir hablar del tema con naturalidad.

De esta manera explicarán sus ideas con claridad. Y si no estamos de acuerdo con su punto de vista, no hay que enfadarse, sino buscar la manera de hacerles comprender tu postura. Hablar de sexo con adolescentes no ha de ser una guerra, sino un acto de comprensión mutua.

Cómo responder a sus preguntas:

  • No debe responderse con demasiada información de golpe. Las respuestas deben ser breves y precisas, y estimulando al adolescente a que haga más preguntas.
  • Comprueba que lo haya comprendido.
  • Pregúntale su punto de vista sobre dicha pregunta, o qué es lo que sabe, para así completar la información.

¿Qué preguntas se suelen hacer los adolescentes?

Ponerse en su piel siempre será bueno para saber cómo responder o cómo iniciar una conversación:

  • Preguntas relacionadas con la menstruación y los cambios corporales: ¿cuándo me vendrá la regla? ¿qué significan estos cambios? ¿por qué no me siento a gusto con mi cuerpo? ¿cuánto me crecerán los pechos o el pene? ¿cuánto crecerá el vello?
  • ¿Cuál es el mejor método anticonceptivo?: puedes hablarles de todos, pero lo recomendable es hacer hincapié en el condón (método cómodo, seguro, económico y que previene tanto ITS como embarazos). Habla del uso correcto y elimina los tabúes y mitos.
  • ¿Es verdad que la primera vez que se tengan relaciones no hay riesgo de embarazo?: esta pregunta debes responderla de forma rotunda, ya que es falsa. Si se practican relaciones con penetración sin anticonceptivo, puede ocurrir un embarazo, sea la primera vez o no.
  • Si mi pareja me lo pide, ¿tengo que tener relaciones?: debes responder que las relaciones siempre han de ser consentidas. Aunque se esté enamorada/o, no se debe acceder si no se desea o no hay seguridad, ni tampoco presionar a la pareja a que lo realice.
  • ¿Cómo será la primera vez?: en nuestra página sobre la primera vez encontrarás la forma de hablarlo de forma integral.

madre e hija buscando información en internet

¿Y si no conozco la información o me da vergüenza hablar con mi hija/o?

No tienes por qué saberlo todo, y así has de hacérselo entender. Pero si no quieres hablarlo o no sabes responder, no debes zanjar la conversación, sino buscar fuentes fiables, o acompañar al adolescente a algún centro de salud sexual. De esta forma, la confianza seguirá intacta.

Encuentra aquí las mejores Clínicas de Salud Sexual y elige la más cercana. Dan citas inmediatas.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.