Si sospechas que tienes alguna infección de transmisión sexual, es necesario que te hagas una prueba de ITS en seguida.

Por ello, si tienes la menor duda de que podrías tener una infección, debes ir cuanto antes a un centro para realizarte las pruebas.  No te preocupes. Todos estos servicios son completamente confidenciales y puedes ir a la clínica que quieras. El personal es muy agradable y no te realizarán preguntas incómodas. Ni siquiera tienes que dar tu nombre si no quieres. Es mucho mejor ir lo antes posible, porque será más fácil de tratar en el caso de que tuvieras una ITS.

citología. Prueba de ITS

En España hay un gran número de asociaciones, centros e instituciones donde realizan pruebas rápidas de VIH, de manera segura y confidencial. Para encontrar el lugar más cercano para hacerte la prueba del VIH, la web Infosida tiene un buscador por provincias.

La mayoría de las ITS son fáciles de diagnosticar y tratar. Si te preocupa el riesgo de tener una ITS, puedes acudir a tu centro más cercano. En los hospitales, puedes realizártelos en urología y ginecología. A estos lugares te derivará tu médico/a de cabecera una vez vayas y le cuentes tu caso. No te preocupes, porque esta consulta va a ser confidencial, y no le va a contar nada a tus padres si eso es lo que te preocupa. Otra opción más rápida, es acudir a una Clínica Ginecológica Privada con estos servicios.

Aquí encontrarás tu Clínica privada más cercana con servicios de prueba de ITS y tratamiento. Puedes pedir cita inmediata.

En estas Clínicas Ginecológicas el servicio es completamente confidencial. El trato es muy cercano, discreto y personalizado. Llama antes para preguntar horarios, cómo llegar, y para pedir cita y así te asignen un profesional.

¿Qué involucra una prueba de ITS?

prueba de ITS

Las pruebas para diagnosticar las ITS varían según su naturaleza. Algunas pueden consistir en tomar una muestra proveniente del cuello del útero con una “citología”, o de la punta del pene con un hisopo, una especie de bastoncillo. Otras ITS se detectan mediante pruebas en las que es en necesario tomar una muestra de sangre o de orina. Las pruebas rápidas de VIH consisten en tomar una muestra de saliva.

Antes de hacerte la prueba puedes visitar a un médico/a, o consultar en algún centro especializado de los mencionados arriba. Así te pueden informar del procedimiento si es algo que realmente te preocupa. También pueden ofrecerte información para evitar infecciones en el futuro.

Si la prueba es para diagnosticar el VIH,  porque te preocupa la posibilidad de ser portador, te ofrecerán algunos consejos sobre cómo asumir los resultados en caso de que resulten positivos.

¿Qué pasa si la prueba da positiva?

La mayoría de las ITS se pueden tratar con antibióticos, en el caso de las ocasionadas por bacterias. Si los resultados son positivos, la clínica te animará para que hables con tu pareja o ex-parejas, y les convenzas para que se hagan también la prueba. Lo más inmediato que hay que hacer si tienes alguna ITS es informar a tu pareja o parejas sexuales para tomar precauciones. Para más información, lee nuestra sección ‘qué pasa si tengo una ITS‘.

Si te han diagnosticado de una ITS, es importante que, al menos hasta que dure el tratamiento, te abstengas de mantener relaciones sexuales. Infórmate asimismo, de cómo protegerte correctamente de aquí en adelante. Y no olvides realizarte estas pruebas cada cierto tiempo para controlar tu salud sexual.

Si crees que puedes tener alguna ITS es mejor que acudas a un centro a hacerte las pruebas correspondientes. Una opción es pedir cita al ginecólogo. Otra opción es acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de atención y tratamiento de ITS.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.