La clamidia es una de las ITS más comunes, pero también es una de las más fáciles de tratar. Su tratamiento es más efectivo cuanto antes se diagnostique.

La clamidia puede ser transmitida a través del sexo sin protección, ya sea sexo vaginal, sexo anal o sexo oral. Si los juguetes sexuales se comparten y no se lavan, la clamidia también puede transmitirse. Esta ITS es provocada por una bacteria, lo que significa que su tratamiento se realiza con antibióticos, eliminando por completo la bacteria del organismo.

clamidia en microscopio

Hacerse una prueba para detectar la clamidia es bastante fácil. Te recomendamos que te hagas una prueba si crees que puedes tenerla, o si has tenido estas prácticas.

  • Has tenido sexo (vaginal, anal u oral) sin preservativo.
  • El preservativo se ha roto en el acto sexual.
  • Si alguien con quien has tenido sexo tiene clamidia.
Si crees que tienes clamidia, deberías acudir a realizarte la prueba cuanto antes. Es importante diagnosticarla pronto para eliminarla. Localiza aquí tu Clínica Ginecológica más cercana donde realizarte la prueba y el tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas?

Las personas que tienen clamidia no siempre muestran síntomas, o los síntomas no son fáciles de detectar. En otras ocasiones no se presentan síntomas de ningún tipo. De todas formas, tienes que prestar atención a los siguientes síntomas porque son los más comunes:

 Mujeres

  • Secreciones vaginales inusuales
  • Picores y quemazones en los genitales.
  • Dolor al orinar
  • Menstruación pesada o sangrado entre periodos
  • Dolor en el abdomen bajo
  • Dolor durante el sexo vaginal
  • Sangrado durante y después del sexo

Hombres

  • Secreciones de color blanco y aguadas provenientes del pene que surgen de una a tres semanas después de contraer la infección.
  • Frecuente necesidad de orinar y dolor al hacerlo.
  • Dolor en los testículos.
Nota:La mitad de los hombres y un 80% de las mujeres no muestran síntomas. Por ello ha crecido el número de casos de infección por clamidia. La mayoría no se diagnostican o tratan.

La clamidia, aunque sea fácil de tratar, si no se diagnostica y trata a tiempo, puede provocar esterilidad tanto en mujeres como en hombres. Por ello es muy importante que te hagas la prueba si notas algún síntoma, o hazte pruebas cada cierto tiempo para descartar cualquier tipo de ITS.

Tratamiento de la clamidia

La clamidia es muy fácil de tratar. Normalmente se trata con antibióticos. Pero para que se elimine, es preciso tomar rigurosamente el tratamiento que te ponga el médico. Es decir, aunque te encuentres mejor o los síntomas hayan desaparecido, debes terminarte el tratamiento completo, ya que de no hacerlo, es posible que la infección reaparezca.

Tampoco es conveniente que tengas relaciones sexuales mientras dure el tratamiento.

Los exámenes para diagnosticarlo no son para nada embarazosos y habitualmente consisten en un simple análisis de orina. Por ello, lo mejor es que cada cierto tiempo te realices una prueba para descartar cualquier ITS. Es una buena manera de prevenirlas.

A la clamidia también se le llama ‘la infección silenciosa‘ por las causas antes descritas. Por ello, es sumamente importante detectarla para tratarla. Numerosos casos de infertilidad en mujeres y en hombres son por causa de tener esta ITS durante mucho tiempo sin haber presentado síntomas. Se estima que al año hay 3 millones de nuevos casos de infección.

Si crees que puedes tener alguna ITS es mejor que acudas a un centro a hacerte las pruebas correspondientes. Una opción es pedir cita al ginecólogo. Otra opción es acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de atención y tratamiento de ITS.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.