La gonorrea es una infección bacteriana, como la clamidia. Se puede contraer al tener sexo vaginal, anal u oral sin protección. También se puede contraer al compartir juguetes sexuales sin lavarlos o cubrirlos con preservativos.

gonorrea en microscopio

Otra vía de contagio de la gonorrea, es en el canal del parto de madre a hijo/a. Si se detecta y trata pronto, el tratamiento es muy efectivo y la infección desaparece. Pero si no se trata a tiempo o se detecta tarde, la gonorrea puede causar otras complicaciones graves.

Si crees que puedes tener una ITS, o deseas hacerte la prueba enseguida, aquí encontrarás Clínicas Ginecológicas cercanas a tu ciudad. Las clínicas que verás tienen el servicio de detección y tratamiento de ITS. Pide cita inmediata.

La gonorrea es una infección de transmisión sexual muy común entre la gente joven de entre 15 y 25 años. Los principales daños que causa, son infecciones en los genitales, la garganta o el ano.

Para prevenir la gonorrea, se debe utilizar preservativo en las relaciones sexuales, tanto para el sexo con penetración, como para el sexo anal u oral. Para el sexo oral puedes usar pañoletas de látex.

¿Cómo reconocer la gonorrea?

La gonorrea es más fácil de detectar en hombres que en mujeres. Las mujeres no suelen presentar síntomas cuando tienen esta infección. Por esta razón, no tener síntomas no significa que no la hayas adquirido. Lo más recomendable es realizarse pruebas en consulta ginecológica cada cierto tiempo. Como hemos indicado anteriormente, si la gonorrea no se trata a tiempo, puede causar daños mayores en el organismo.

De todas maneras, sí existen una serie de síntomas comunes en hombres y mujeres:

  • Secreciones ligeras amarillas o verdosas en los genitales, sobre todo presentes en los hombres.
  • Dolor o ardor al orinar. Este síntoma es común en hombres y mujeres.
  • Inflamación y dolor en los testículos.
  • Sangrado entre los periodos de las mujeres, junto con aumento de las secreciones vaginales.
  • Si se ha contagiado por sexo anal, existen síntomas como dolor al defecar, secreciones, o picazón en el recto.

¿Cómo detectarla y tratarla?

Con un análisis de orina se puede detectar esta infección. También, el profesional puede obtener muestras de la garganta o el recto si lo cree necesario. En otros casos, también puede ser detectada mediente una citología (analizar una muestra de tejido genital), o tomando una muestra de la uretra del hombre.

La gonorrea se puede tratar con antibióticos. Las parejas sexuales deben ser tratadas también. Por ello es necesario informarlas lo antes posible. Si no se trata, la gonorrea puede causar infertilidad y propagarse a la sangre y articulaciones. Otra medida muy importante a tomar, es que no se tengan relaciones sexuales, al menos en el tiempo que dure el tratamiento.

Si crees que puedes tener esta ITS, es mejor que acudas a un centro a hacerte las pruebas correspondientes. Una opción es pedir cita al ginecólogo. Otra opción es acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de detección y tratamiento de la gonorrea. En estas clínicas evitarás las listas de espera y recibirás un trato discreto y confidencial.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.