Existen algunas infecciones, que aunque no son infecciones de transmisión sexual específicas, pueden transmitirse por la vía sexual. La cistitis, vaginitis, uretritis y proctitis forman un grupo llamado ‘infecciones genitales no específicas’. Te explicamos cada una de ellas.

chica e interrogación. Infecciones genitales

Uretritis

Es la inflamación de la uretra (el conducto por el que circula la orina). Esta infección puede darse en hombres y mujeres. Está causada por bacterias, virus, o también por una reacción a determinados productos químicos, como geles, cremas espermicidas… Es común que aparezca la uretritis en personas que tienen ITS como gonorrea o clamidia (causadas por una bacteria), o herpes genital (causada por un virus). También puede aparecer derivada de alguna infección de orina.

  • Los síntomas en mujeres son: dolor al orinar, dolor abdominal, fiebre, ganas frecuentes de orinar, dolor al mantener relaciones sexuales, y flujo vaginal diferente.
  • Los síntomas en hombres son: dolor al orinar, sangre en la orina o el semen, ganas frecuentes de orinar, dolor al mantener relaciones sexuales, o inflamación de los ganglios linfáticos situados en las ingles.

Vaginitis

La vaginitis es una alteración de la flora vaginal que provoca inflamación de la mucosa de la vagina. Esta inflamación provoca también que los flujos sean anormales, y se tengan secreciones inusuales. La vaginitis produce la alteración del Ph de la vagina, la cual permite que afloren bacterias.

Los síntomas más frecuentes son: picores y ardor de la zona genital, irritación e inflamación, olor fuerte, y flujo anormal con otro color o textura.

Proctitis

La proctitis es la inflamación del ano y de la parte más exterior del recto. Los síntomas más frecuentes son diarrea, sangre en las heces, dolores intestinales, o ganas frecuentes de ir al baño. La transmisión sexual se produce al tener sexo anal con otra persona infectada. Aparte de ser una de las infecciones genitales que pueden contagiarse por vía sexual, la proctitis también puede aparecer por estrés.

Cistitis

La cistitis es una infección de la orina. Está causada por microorganismos, algunas bacterias, o virus. La bacteria más común es la Escherichia Coli. Es muy frecuente contraerla después de mantener relaciones sexuales.

Los síntomas más comunes son: dolor al orinar y al mantener relaciones sexuales, ganas frecuentes de orinar, ardor y picor cuando se expulsa la orina, color inusual de la orina (en ocasiones la orina va acompañada de algo de sangre).

¿Cómo se si tengo una de las infecciones genitales?

Si tienes alguno de los síntomas descritos, debes acudir a consulta ginecológica para que te hagan las pruebas oportunas. El profesional puede reconocerlas realizando una exploración de la zona genital y puede mandarte un análisis de orina para realizar un cultivo.

La proctitis se reconoce con una exploración anal y del canal del recto, y en ocasiones realizando una biopsia.

Si crees que puedes tener alguna de las infecciones genitales, aquí puedes encontrar Clínicas Ginecológicas cercanas para realizarte una prueba y empezar con el tratamiento lo antes posible.

¿Cuál es el tratamiento para las infecciones genitales?

Todas aquellas que estén causadas por una bacteria, son tratadas con antibióticos. Junto con estos medicamentos pueden recetarte alguna crema genital. No debes tomar los antibióticos por tu cuenta, porque, o bien puede que tu infección no se deba a una bacteria, o bien no conoces la dosis ni el tipo que debes tomar. Por ello es muy importante que acudas a consulta para que diagnostiquen qué organismo está causando la infección.

Para que el tratamiento tenga éxito, también te recomendarán no mantener relaciones sexuales por un tiempo. Normalmente hasta que se cure la infección es mejor abstenerse de tener sexo.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.