Las ladillas son insectos o parásitos muy pequeños que se alojan en el vello púbico. No necesariamente se adquieren mediante el sexo. También pueden transmitirse compartiendo sábanas, toallas, u otros objetos o prendas de uso personal.

Las ladillas, también llamadas ‘piojos púbicos’, su periodo de incubación de los huevos es de 6 a 8 días. El uso de preservativos no es suficiente para evitar el contagio de las ladillas, ya que éstos no tapan toda la zona donde hay vello púbico. La única forma de no contagiarse, es asegurarse de que la persona con la que se practica sexo no tenga ladillas. También es importante no compartir ni toallas, ni sábanas, ni ropa con una persona infectada de este parásito.

ladillas

¿Cómo reconocer las ladillas?

A simple vista no es fácil verlas, ya que miden de 1-3 mm. Pero hay una serie de síntomas con los que poder detectarlas:

  • Picor en las áreas afectadas
  • Gotitas negras en la ropa interior
  • Huevos del parásito en el vello púbico u otro vello corporal
  • Irritación e inflamación en el área afectada, algunas veces a causa de rascarse.
  • Puntitos de sangre en la piel y en la ropa interior debido a las picaduras.

También pueden aparecer en el cabello, las cejas, u otras zonas donde hay vello corporal, dependiendo de cuál fue la vía de contagio.

Si sospechas que puedes tener ladillas, con una exploración de la zona, el profesional podrá detectarlas. Encuentra aquí clínicas ginecológicas donde realicen detección y tratamiento de ITS y pide cita rápida si lo deseas.

¿Cómo tratarlas?

Se tratan con una serie de champús, cremas o lociones que son bastante eficaces. Para evitar que se propaguen, es conveniente cambiar las sábanas, toallas y ropa. La persona que tenga ladillas debe comunicárselo a sus parejas sexuales para frenar la propagación.

Para las ladillas, hay que tener en cuenta que el preservativo no detiene el contagio, ya que en una relación sexual, el vello púbico entra en contacto con el de la otra persona igualmente. La única forma de prevención es asegurarse que la pareja sexual no tenga ladillas.

Igualmente es importante que extremes la higiene. Debes guardar las sábanas y toallas en bolsas aisladas para que los huevos no sobrevivan. Las ladillas no sobreviven más de 24 horas, pero los huevos o liendres sobreviven unos 6 días. Por ello, una vez que se hayan curado en tu cuerpo, debes repetir el tratamiento 7 días más, así como extremar la higiene.

Si crees que puedes tener alguna ITS es mejor que acudas a un centro a hacerte las pruebas correspondientes. Una opción es pedir cita al ginecólogo. Otra opción es acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de atención y tratamiento de ITS.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.