La sarna es causada por un ácaro que lleva por nombre “Sarcoptes Scabei”. Esta puede ser contraída por el contacto cercano, pero no necesariamente por el contacto sexual.

sarna

Los ácaros que causan la sarna pueden encontrarse en el área genital, en las manos, entre los dedos, en las muñecas y codos, debajo de los brazos, en el abdomen, en el pecho, alrededor de los pezones en las mujeres, en los pies y tobillos, y alrededor de las nalgas.

Esta ITS no es de las más comunes. Puede ser contagiada por compartir toallas, sábanas o prendas personales, además de por contacto sexual. También se adquiere por el contacto cercano de piel con piel. Su contagio es bastante rápido.

Si crees que puedes tener sarna o cualquier otra infección de transmisión sexual, debes hacerte la prueba cuanto antes. Acude a consulta ginecológica para realizarte las pruebas. Encuentra aquí Clínicas Ginecológicas donde realizarla, y aplicar el tratamiento lo antes posible.

¿Cómo reconocer la sarna?

Los ácaros son muy pequeños e imposibles de ver a simple vista. Sin embargo, puede que notes los siguientes síntomas, por los que puedes deducir tener esta ITS:

  • Picor intenso en las zonas afectadas. Estos picores se suelen hacer más intensos por las noches.
  • Sarpullido rojizo o pequeños puntitos, granos o ampollas.
  • Inflamación y piel escamosa en las áreas afectadas, a menudo a causa de rascarse.
  • Derivadas del rascado intenso, pueden hacerse pequeñas úlceras. Por estas úlceras el ácaro va introduciéndose.

¿Cómo tratarla?

Esta infección, como las demás, debe ser diagnosticada por un médico. Debe explorar la zona afectada, raspar la piel para recoger una muestra, y analizarla en el laboratorio para detectar el ácaro. El tratamiento consiste en usar lociones especiales y tomarse algunos fármacos indicados.

No olvides que debes lavar las sábanas, toallas y ropa para evitar la propagación o evitar infectarte de nuevo. Los miembros de una misma casa deberían echarse también las lociones o productos recetados, ya que es muy contagiosa.

Una vez se realice el tratamiento, la sarna desaparecerá a las dos semanas aproximadas. El profesional debe recomendarte también alguna crema para aliviar el picor y no avivar las úlceras.

Si crees que puedes tener alguna ITS es mejor que acudas a un centro a hacerte las pruebas correspondientes. Una opción es pedir cita al ginecólogo. Otra opción es acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de detección y tratamiento de ITS.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.