La tricomoniasis es una Infección de Transmisión Sexual (ITS) que se contagia a través de las relaciones sexuales sin protección y es causada por un parásito

Es considerada la ITS más frecuente. Además, es muy raro que desaparezca sin tratamiento, por lo que es muy importante detectarla a tiempo.

Tricomoniasis al microscopio

Síntomas de la Tricomoniasis

Aproximadamente, el 70% de las personas que contraen esta infección no tienen síntomas. De forma general se suele producir una irritación leve que posteriormente puede dar lugar a una inflamación mayor. En general, los síntomas suelen aparecer dentro de los 28 días siguientes de haber sido infectado, aunque se pueden tener más adelante y desaparecer o aparecer tiempo después.

¿Qué síntomas aparecen en las mujeres?

Esta infección puede causar vaginitis y pueden aparecer síntomas como los siguientes:

  • Flujo vaginal amarillento o verdoso y con fuerte olor
  • Dolor al orinar
  • Picor vaginal
  • Molestia en las relaciones sexuales

¿Qué síntomas son más frecuentes en los hombres?

  • Flujo o secreciones inusuales en el pene
  • Ardor o dolor al orinar

La tricomoniasis se transmite por el contacto sexual con una pareja que está infectada con el contacto de la vagina y el pene; pero también de vagina a vagina. No afecta a otras zonas corporales como las manos, el ano o la boca.

Si crees que puedes tener síntomas de una ITS, como ardor, dolor o secreciones anormales en la zona genital, debes realizarte una prueba enseguida. Encuentra aquí tu Clínica Ginecológica más cercana para la detección y el tratamiento de las ITS.

Prevenir el contacto de la Tricomoniasis

Para prevenir el contacto de la Tricomoniasis es imprescindible utilizar preservativo durante las relaciones sexuales. El problema es que no recubren todo el área genital y no siempre es fácil evitar el contagio. Sin embargo, utilizándolos hay menor probabilidad de contagiarse.

Algo de vital importancia es hablar de estos temas con tu pareja sexual, especialmente cuando es nueva. Os podéis realizar una prueba previamente para así poder disfrutar del sexo y evitar el contagio de infecciones.

Detectar y tratar la Tricomoniasis

Es importante que, si notas algún tipo de síntoma, acudas a realizarte una prueba. Es imposible detectar la tricomoniasis con un simple vistazo, por lo que es necesario la toma de muestras de flujo y analizarlas en el laboratorio.

Una vez detectada, el especialista te recetará la toma de antibióticos. Si esta infección no es tratada, puede durar hasta incluso años.

Si estás embarazada, es muy importante detectarla, pues puede causar problemas en el embarazo, como un parto prematuro o que tu bebé tenga un bajo peso al nacer.

Si crees que puedes tener alguna ITS, debes acudir a un especialista para hacerte las pruebas correspondientes. Puedes pedir cita con un ginecólogo o acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de atención y tratamiento de ITS

 

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.