Si crees que podrías tener una ITS (infección de transmisión sexual), es importante hacerte la prueba cuanto antes.

Puedes hacerte la prueba por muchas razones: es posible que tengas síntomas, o alguien con quien hayas tenido relaciones sexuales tenga una ITS. O quizás hayas tenido relaciones sexuales sin protección. La única manera de dejar de preocuparte es hacerte una prueba. Además es una forma muy importante de prevención de ITS, además de utilizar preservativos en tus relaciones sexuales.

consulta ginecológica. Tener una ITS

Es muy fácil hacerse las pruebas de las ITS y la mayoría de ellas son muy fáciles y rápidas de tratar. Tener una ITS significa que puedes transmitírsela a alguien más, por lo que es realmente importante que mantengas relaciones sexuales con protección si crees que puedes tener una ITS. Debes utilizar un preservativo cuando mantengas sexo vaginal, anal u oral. En el caso del sexo oral puedes utilizar pañoletas de látex o cortar un preservativo por la mitad.

Si necesitas más información acerca de las ITS, envíanos tu pregunta. Tu consulta será confidencial.

Tener una ITS no es como tener un resfriado, no va a desaparecer por sí sola. Así que te recomendamos que te hagas la prueba cuanto antes para evitar graves daños de salud a largo plazo.

Aquí podrás encontrar Clínicas Ginecológicas cercanas donde realizarte cualquier prueba de ITS y aplicar el tratamiento en caso de que lo necesites.

Antes de realizarte la prueba

Si crees que puedes tener una ITS, podrás contagiar a alguien más, así que es muy importante que NO tengas relaciones sexuales sin protección. Otra opción es no tener relaciones hasta que te realices la prueba. Espera a que los profesionales te digan cómo evitar transmitirla a otras personas.

Si mantienes relaciones con preservativo, debes asegurarte del uso correcto, así como utilizarlo para el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral, que son las tres vías de contagio más importantes. Si practicas sexo anal, debes saber que existen preservativos especiales para esta práctica, más fuertes y efectivos, ya que el canal anal no es tan flexible como la vagina.

Si crees tener una ITS, es imprescindible que lo hables abiertamente con tu pareja o con las personas con las que hayas mantenido relaciones sexuales. Así, todas las partes implicadas podrán hacerse la prueba lo antes posible y no se corran riesgos.

Puede darte vergüenza contarle esto a alguien, pero cuando hablamos de salud, es importante que no se omita esta información. Gozar de una buena salud sexual ayuda a tener unas relaciones sexuales más satisfactorias.

La posibilidad de tener una ITS

Antes de realizarte la prueba, es especial si tienes síntomas, debes contemplar la posibilidad de tener una ITS. Pero no debes asustarte. La mayoría de las ITS tienen una cura muy rápida y efectiva mediante antibióticos. Así que no temas por los resultados. Eso sí, deberías cuidarte en tus relaciones sexuales para no volver a repetir un nuevo contagio.

Si crees que puedes tener alguna ITS es mejor que acudas a un centro a hacerte las pruebas correspondientes. Una opción es pedir cita al ginecólogo. Otra opción es acudir a una clínica ginecológica privada que ofrezca servicio de atención y tratamiento de ITS.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.