Pruebas de VIH caseras ya disponibles en farmacias de España

persona realizándose la prueba de VIH casera
Sanidad acaba de autorizar la venta en farmacias de pruebas de VIH caseras, similares a los test de embarazo o la diabetes. Se trata de un gran avance para la prevención y la detección precoz además de garantizar la realización de la prueba en la mayor intimidad.

Desde la semana pasada se puede conseguir en farmacias este dispositivo que detecta el VIH, de forma que quien no quiera o no pueda ir a un centro de salud o centro de salud sexual para realizarse la prueba, ya puede realizársela en su casa, aspecto que podrá animar a muchas más personas a eliminar miedos y reparos a la hora de conocer su salud sexual.

La razón de estas pruebas es conseguir que cualquier persona sepa de manera precoz si está contagiada del virus de inmunodeficiencia humana. De salir la prueba positiva, cuanto antes pueda iniciar el tratamiento más frenará el avance de la infección (recordemos que las personas que tienen VIH han ido mejorando su calidad de vida progresivamente, gracias al avance de los tratamientos y especialmente a la detección temprana). Además, el conocer si la persona está infectada va a romper también la cadena de transmisión, es decir, podrá evitar contagiarlo a otras personas.

En qué consiste esta prueba y cuándo es recomendable comprarla:

La podrás conseguir sin receta médica con el nombre ‘autotest VIH‘. Cuesta alrededor de 30 euros y su uso es muy sencillo. Consiste en extraer una gota de sangre del dedo con una lanceta (tipo las pruebas para medir el azúcar en sangre) y ponerla después en otro soporte (con ayuda de un dispensador) que será el que haga las mediciones, y tras esperar unos 15 minutos tendrás el resultado de la prueba. En este vídeo podrás verlo más claro:

Es recomendable realizarse esta prueba a partir de las 8 semanas posteriores a la relación sexual de riesgo. Pero es mucho más fiable a los 3 meses. Este tiempo es el que tarda el organismo en producir anticuerpos, que es realmente lo que detecta el test. El kit de autotest es de un solo uso y contiene instrucciones ilustradas para la utilización correcta. También viene con un folleto que explica qué hay que hacer en caso de que salga la prueba positiva.

La fiabilidad es muy alta especialmente si la prueba sale negativa, pero siempre que se haya dejado un margen de 2-3 meses desde el contacto sexual.

Esta prueba de VIH casera ayudará a controlar la expansión del virus en España

Se estima que en España hay unas 150.000 personas con VIH. De los más de 3000 nuevos diagnósticos en 2017, casi la mitad de éstos se han obtenido de forma tardía. Esto significa que han pasado años desde que esa persona adquirió el virus, luego con el paso de ese tiempo sin recibir tratamiento, su cuerpo ya viene manifestando enfermedades oportunistas (neumonías, tuberculosis…), siendo ya cuando se puede hablar de que esa persona tiene SIDA.

El diagnóstico tardío no solo perjudica seriamente a la persona portadora, sino que probablemente haya transmitido el virus a otras personas. Por esta razón es importante tener un control de la salud sexual mediante pruebas como el autotest, y especialmente utilizando el preservativo en las relaciones sexuales (que a día de hoy es la única forma de evitar contagios).

Por tanto, para frenar la expansión del VIH cada persona debe realizar 3 pasos: obtener el diagnóstico precoz, ponerse inmediatamente en tratamiento si resulta positivo, y utilizar el condón (tenga o no tenga el virus).

Con este nuevo test de VIH las personas que creen haberse contagiado pueden superar el miedo a acudir a un centro a realizarse la prueba. Muchas personas tienen temores y vergüenzas a la hora de exponerse a la participación de otras personas en su diagnóstico (hasta hoy las pruebas las debían hacer profesionales de la medicina, enfermería, farmacia o personas voluntarias), y aunque esas pruebas son siempre condifenciales y anónimas, seguramente estas personas se encuentren más cómodas realizando el autotest en su intimidad.

Es recomendable realizarse una prueba una vez al año, especialmente para gente que está expuesta a situaciones de riesgo (personal sanitario, trabajadoras/es sexuales, hombres que tienen sexo con hombres, u hombres y mujeres con varias parejas sexuales). Incluso en algunos países ya se aconseja hacerlo cada 4 meses.

También en estos últimos años hemos tenido avances en el tratamiento de la enfermedad

Además de la progresiva mejora de los fármacos antirretrovirales que vienen aumentando la calidad de vida de las personas seropositivas, en estos últimos años se ha descubierto que uno de estos medicamentos también sirve para evitar nuevos contagios. Se estima que la Truvada (así es su nombre comercial) puede reducir en un 90% la probabilidad de que una persona se infecte.

Este fármaco está muy recomendado para población de riesgo que se expone de forma frecuente al contagio. En algunos países ya se está utilizando y dispensando, pero en España aún existe un vacío legal al respecto. No obstante creemos que es cuestión de tiempo que estos avances se implanten en nuestra sanidad pública.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.