Si nunca has mantenido relaciones sexuales, no te preocupes ni te agobies. Tener relaciones sexuales consiste en sentirse a gusto con alguien, tener confianza y ser capaz de tener una buena comunicación. No existe la técnica perfecta. Simplemente céntrate en disfrutar.

pareja, tu primera vez

Cuando decidas que ha llegado el momento de tu primera vez, es muy normal que te sientas nervios@. Tienes que saber que no existe la forma correcta o incorrecta de tener relaciones sexuales. Lo más importante es que las personas se sientan cómodas, se comuniquen y expresen aquello que les hace sentir bien. Y sobre todo, que se sientan listas para mantener relaciones.

No te sientas defraudad@ si la primera vez las cosas no salen exactamente como te habías imaginado. El sexo suele mejorar cuantas más veces se practica y se aprende sobre él. No sientas que has sido torpe, ni te hagas de menos por esto. La primera vez que hacemos algo, sea lo que sea, siempre cuesta.

Recuerda: incluso si decides tener relaciones sexuales, es totalmente correcto decir “no” o parar en cualquier momento si no deseas continuar. Nadie tiene derecho a obligarte a hacer algo que no quieres hacer, por lo que sólo debes mantener relaciones sexuales si realmente eres feliz haciéndolo. Esto es aplicable tanto para tu primera vez como para todas y cada una de las veces que mantengas relaciones sexuales.

También es importante tener en cuenta que, incluso si es tu primera vez, puede haber riesgo de embarazo o contracción de una infección. Por lo tanto, es muy importante contar con los métodos anticonceptivos necesarios.

En este portal te damos toda la información sobre anticoncepción, o si lo deseas, localiza una Clínica Ginecológica cercana para asesoramiento y consulta sobre evitar embarazos.

Los temores sobre tu primera vez

Se suele creer que el sexo por primera vez va a ser muy doloroso o va a ser una mala experiencia. En realidad, para algunas personas, tener relaciones sexuales por primera vez es muy satisfactorio y no resulta doloroso o incómodo en absoluto.

Todo consiste en tomárselo con tranquilidad, disponer de tiempo para ir descubriendo tus sensaciones y las de la otra persona,  y sobretodo no hacer nada de manera brusca, o no hacer nada que no quieras hacer.

Para los chicos…

Los chicos creen que ellos tienen que llevar la iniciativa y saberlo todo sobre sexo. Estas preocupaciones son muy comunes, pero no hay que tenerlas en cuenta, pues la iniciativa deben llevarla tanto los chicos como las chicas.

Si eres un chico, piensa que tú no tienes que llevar la iniciativa por ser el chico. Tampoco tienes por qué saberlo todo. El sexo se aprende con la experiencia, y la iniciativa ha de ser de ambas personas para que las dos os sintáis sin presiones ni agobios.

Muchos chicos también se preocupan por el tamaño del pene. No existe un tamaño perfecto ni tampoco el pene ha de ser lo más importante que tienes que demostrar. Se trata solo de una parte más con la que puedes disfrutar y hacer disfrutar a tu pareja. Todo el cuerpo es sensible al placer. Busca tus propias sensaciones. Conoce todo sobre los genitales masculinos.

Para las chicas…

Las chicas suelen preocuparse de que su vagina se dañe o les duela. En realidad, tener relaciones sexuales no cambia el tamaño o la forma de la vagina para nada. La vagina es una especie de tubo elástico que se estira para acomodar el pene, sea del tamaño que sea, y luego vuelve a su tamaño y forma originales.

El único cambio que a veces se puede apreciar en una mujer después de tener relaciones sexuales es que el himen se haya estirado o roto. El himen es un fino anillo de piel que cubre parte de la abertura de la vagina. No cubre completamente la vagina. Cuando el himen se estira puedes sentirte incómoda o que te duela un poco. A veces, el himen también puede desgarrarse si se estira rápidamente y esto puede causar algo de sangrado. Incluso hay chicas que no notan absolutamente nada. Todas estas posibilidades son completamente normales y no hay de qué preocuparse.

Si eres una chica has de saber que tu zona erógena y más sensible al placer es el clítoris. El clítoris está situado fuera de la vagina, en la parte superior y rodeado por los labios menores. Es del tamaño de un guisante y al tacto es muy sensible. Estimulando tu clítoris obtendrás placer. También tendrás toda la zona lubricada para que, si practicas la penetración, ésta no sea dolorosa. Cuanto más lubricada estés, sentirás mucho más placer y menos dolor. Conoce todo sobre los genitales femeninos.

consejos sobre la primera vez

Consejos sobre tu primera vez

  • Las relaciones sexuales no han de consistir sólo en la penetración. Todo vuestro cuerpo es sensible al placer. Si solo os centráis en la penetración os perderéis muchas formas de disfrutar igual de válidas y placenteras. Además la penetración no es la práctica más importante ni la que hace completa una relación sexual.
  • Es mucho más recomendable explorarse todo el cuerpo, sentir todas las sensaciones que brinda. Esto es importante para conocerse mucho mejor. Muchas parejas jóvenes cometen el error de iniciarse con la penetración, sin saber muy bien lo que están haciendo. La penetración, como decimos, sólo es una práctica más, y ésta ha de llegar cuando conozcas muy bien las reacciones de tu cuerpo.
  • Para la primera vez tómate tu tiempo, explora tu cuerpo y explícale a la otra persona lo que te hace sentir bien. Poco a poco irás aprendiendo. Tanto el chico como la chica han de llevar la iniciativa.
  • Comunícate permanentemente con tu pareja y deciros qué es lo que os gusta y lo que no, y recuerda: no hagas nada que no quieras hacer.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.