Nadie tiene derecho a hacerte daño ni hacerte nada que te haga sentir mal, pero no siempre es fácil saber si tú o alguien que tú conoces está siendo víctima de un abuso o malos tratos.

El maltrato puede darse de muchas formas diferentes. Puede ser psicológico, sexual, verbal o físico. La cosa más importante que debes saber es que cualquier tipo de malos tratos en cualquier relación nunca es culpa de la persona que los sufre.

malos tratos pareja

El maltrato verbal

Tiene lugar si alguien te amenaza o te insulta o te grita todo el tiempo para hacer que te sientas mal.

Malos tratos psicológicos

El maltrato emocional o psicológico suele ser más difícil de detectar que el maltrato físico, pero es igual de perjudicial para las personas que lo sufren. El maltrato emocional incluye cualquier forma de intimidación, es decir, que una persona haga que te sientas asustad@ o que te haga sentir inútil o que no le importas a nadie. Como consecuencia, la persona que lo sufre siente cómo su autoestima va desapareciendo.

El maltrato psicológico es la forma más común en la que se basan las relaciones tóxicas. En especial existe un aumento de este tipo de conductas entre la gente joven. El control, los celos y el abuso de poder, por desgracia, son bastante comunes.

Este tipo de maltrato es muy perjudicial para la víctima. El que ejerce estos malos tratos acaba generando dependencia a la víctima, de forma que la víctima llega a no ser consciente de su situación y ve muy difícil salir de la relación por sí misma.

Si eres familiar, amig@ o conoces a una persona víctima de malos tratos, tú puedes ayudarla a salir de la situación, ya que lo necesita. Llama al 016 para más información.

Malos tratos físicos

El maltrato físico se da cuando alguien te golpea o abofetea, a menudo dejando señales y moratones. Debes tener en cuenta, que un episodio de malos tratos casi nunca ocurre de manera aislada, es decir, tras un acto de malos tratos se irán sucediendo otros. Por ello, a la primera señal, debes estar alerta para poner una denuncia.

También es común, que tras un episodio de malos tratos, la persona que los realiza pedirá perdón a la víctima, y podrá pasar un tiempo en el que esa persona parezca encantadora. Pero puede llegar otro momento en el que esa persona volverá a maltratar. Las personas que maltratan, lo hacen porque necesitan ejercer un poder y control a otra persona a través de la fuerza.

El abuso sexual

El abuso sexual implica forzar a alguien sexualmente sin su consentimiento, sea la práctica sexual que sea. Algunos ejemplos son: presionar o forzar a alguien para hacer cualquier acto sexual que no quiere hacer; forzar o comerle la cabeza a alguien para que presencie o participe en actos sexuales, etc. Debes tener en cuenta, que cualquier forma de intimidación sexual se considera violación.

Es muy común que las personas que abusan sexualmente de otras, utilicen amenazas del tipo “te haré daño si se lo dices a alguien”. Esta es la forma que tiene el abusador de intentar asustar y controlar a la otra persona para que mantenga el abuso en secreto, y no le descubran.

La mayoría de violaciones se dan en el ámbito de la pareja. Ocurre en parejas donde existe una relación tóxica y de malos tratos. La víctima suele sufrir otras formas de maltrato junto con abusos sexuales. Estas situaciones hay que denunciarlas de inmediato, ya que la víctima necesita protección. Llama a la policía (112) o al 016 si conoces una situación similar. Cualquier persona puede poner una denuncia de malos tratos.

Estas conductas, por desgracia, son más frecuentes de lo que creemos. Un estudio sobre jóvenes y violaciones ha concluido que un tercio de los jóvenes aseguran que violarían a una mujer si este acto no tuviera consecuencias.

malos tratos psicológicos

Ayuda para víctimas de malos tratos

Si actualmente estás o has estado en una relación de malos tratos es muy importante que tengas siempre presente que tú no has hecho absolutamente nada malo. Y más importante es que busques ayuda y apoyo. No vivas nunca esta situación en soledad ni en secreto.

Si has experimentado alguna forma de malos tratos puede que te resulte muy difícil hablar de ello. Puede que te preocupe lo que te podría pasar si hablaras a alguien sobre el tema. A veces las personas que han sido víctimas de malos tratos temen que los demás no los crean cuando se lo cuenten.

Sin embargo, es muy importante que no dejes que el miedo te impida conseguir ayuda. Le puedes contar lo que está ocurriéndote a un amigo o amiga de confianza o algún miembro de tu familia, para que puedan ayudarte y comprobar que estás bien.

Si alguna vez te encontrases en una situación de peligro, debes llamar a la policía de inmediato al 091.

Existen en España numerosas asociaciones, entidades y servicios de ayuda. Puedes ponerte en contacto con cualquiera de los siguientes servicios:

El teléfono 016 es un teléfono nacional gratuito, que está disponible las 24 horas y los 365 días del año para atender a mujeres víctimas de malos tratos, de manera urgente. No deja rastro en la factura ni el registro de llamadas del teléfono.

También puedes buscar direcciones y teléfonos según tu comunidad autónoma. Aquí tienes teléfonos de ayuda a víctimas de maltrato.

Estos son algunos puntos que no debes olvidar nunca:

  • Tú tienes el derecho de estar bien. Tienes que saber que recibirás el apoyo que necesitas si le cuentas a la policía, médico, amig@ o familiar que te sientes insegura o amenazada de alguna manera por otra persona (incluso por un miembro de tu familia).
  • Con la verdad por delante se llega a todos lados. Debes buscar ayuda siempre que te sientas incómoda, confusa o asustada.
  • Tu cuerpo es tuyo. Nadie tiene derecho a manipularte ni lastimarte, y no dejes que nadie vaya más allá de estos límites.
  • Di “no”. No tienes que abrazar ni besar a nadie si tú no quieres.
  • Algunos secretos nunca deben ser guardados. Los abusadores y agresores suelen decir “es nuestro secreto” o incluso amenazarte con poner en peligro la seguridad de los miembros de tu familia.
  • Debes saber que no te pasará nada ni a ti ni a tus seres queridos si cuentas que estás siendo víctima de malos tratos. Si lo pones en conocimiento de la policía recibirás la protección que necesitas.

Estos dos últimos consejos son aplicables a todo tipo de situaciones:

  • Si sientes que estás en peligro, entonces grita, patalea, chilla, tírate al suelo o sal corriendo.
  • Ten una palabra clave o una señal que puedas dar a alguien de tu confianza si estás preocupada.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.