Como paciente, tienes derecho a presentar una queja o reclamación, si no has quedado satisfech@ con la atención o tratamiento que has recibido. Las reclamaciones sirven para que se investigue lo ocurrido, y se haga todo lo posible para mejorar los servicios.

La mayoría de l@s médic@s, enfermer@s y trabajador@s de la salud quieren ayudarte y hacer todo lo posible para que te sientas cómod@ cuando les pides consejo. Pero a veces puede ocurrir que la atención o el trato que hemos recibido no es el correcto, o creemos que nos han dado una información errónea.

En estos casos, lo mejor es presentar una queja cuanto antes y, lo más importante, antes de que hayan pasado 6 meses desde que el suceso tuviera lugar.

médico consulta. Cómo presentar una queja

Cómo presentar una queja

Para poner la reclamación puedes dirigirte, o bien al Centro de Salud donde te han atendido, o dirigirte al servicio de Atención al Paciente. En el Centro de Salud te facilitarán un documento donde poder presentar formalmente la reclamación. Incluso en algunas Comunidades Autónomas, puedes presentar la reclamación por internet en la web del Servicio de Salud de esa comunidad.

Si los hechos que han ocurrido son de más gravedad, por ejemplo, que acudas a urgencias y estén colapsadas, y no recibas la atención que necesitas, muchos profesionales aseguran que es mejor presentar un escrito a la Consejería de Sanidad de tu Comunidad Autónoma.

Se recomienda, que en dicho escrito se cuenten los hechos tal y como los ha vivido el paciente. Este escrito se debe presentar por correo certificado o burofax a la Consejería de Sanidad correspondiente de la Comunidad Autónoma donde se resida.

También se pueden presentar reclamaciones en los Colegios Profesionales de Médicos (donde una Comisión evaluará la actuación del médico si éste fue la causa de la mala atención), o la vía judicial (si los hechos son de extrema gravedad).

En cuanto a la interrupción del embarazo y la salud sexual:

Si acudes a un hospital o a tu centro de salud a interrumpir el embarazo, debes tener claro que tienes derecho a una atención de calidad y personalizada:

  • En primer lugar, si un médico/a te dice que es objetor de conciencia, debe derivarte lo antes posible a otro compañero/a que no sea objetor. Esto significa que se debe garantizar tu derecho a abortar en los plazos que establece la ley del aborto.
  • El aborto con pastillas sólo es recomendable hasta las 7 primeras semanas de gestación. El aborto quirúrgico se realiza hasta las 14 semanas legales para abortar. Estos son los únicos procedimientos para interrumpir el embarazo, y estas opciones deben garantizártelas en el centro donde acudas.
  • Antes del aborto, deben realizarte una valoración médica, para saber si no existen contraindicaciones por las que no puedas tomar las pastillas, o por cualquier otro asunto relacionado con el aborto. Esto es básico y así deben realizártelo.
  • Deben explicarte todo el procedimiento y darte indicaciones para después del aborto. A los 15 días deberían realizarte una revisión ginecológica para saber que todo ha ido correctamente.
Si quieres interrumpir el embarazo, en las Clínicas IVE privadas te garantizan una atención discreta, confidencial y personalizada. Muchas de ellas gestionan el aborto por la Seguridad Social. Encuentra la tuya más cercana y pide cita inmediata.

Respecto a tu salud sexual en general, la atención debe ser confidencial, y aunque seas menor de 18 años, tu médico/a no debe informar a tus padres (salvo que quieras abortar, ya que siendo menor necesitas el consentimiento firmado, pero hasta en ese caso, debes ser tú la que informes a tus padres previamente). Pero en cuestiones de anticoncepción, ITS, o cualquier otra consulta relacionada con tu salud, tienes derecho a una atención confidencial. Tampoco puede enseñarles tu historial médico si tú no lo autorizas.

Por tanto, tienes derecho a presentar una queja o reclamación si estos derechos que tienes son vulnerados de alguna manera.

 

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.