Educación sexual. ¿Dónde la buscamos?

jóvenes

La educación sexual ha dejado de contemplarse en las escuelas e institutos. Depende de cada centro que decida o no incluirla en los contenidos; y algunos deben pedir autorización a los padres para que los hijos la reciban. Es una situación que nos empobrece y que obliga a los jóvenes a buscarla en otros lugares, algunos muy perjudiciales, por ejemplo, el porno.

Ver porno no es que sea malo, pero si es la única fuente de información que se elige, desde luego no nos servirá de nada y aprenderemos una serie de comportamientos totalmente perjudiciales para nuestra salud afectiva y sexual.

 

¿Por qué el porno no aporta nada a nuestra educación sexual?

– El porno reproduce situaciones totalmente surrealistas muy alejadas de la realidad de las relaciones sexuales.

– El porno convencional es machista, la mujer reproduce los roles de sumisión y de objeto al servicio del placer del hombre. La mujer es vista como un ser sin iniciativa ni autonomía en el sexo; su placer depende del varón.

– El porno no educa en la prevención de ITS ni embarazos no deseados; no informa dónde hay que ir a solicitar información, ni ayuda a las personas a mejorar sus relaciones sexuales; ni nos habla de cómo hacer para tener una buena relación de pareja, no sólo en el sexo, sino afectiva.

– El porno sólo nos muestra una mínima parte de lo que son las relaciones sexuales: sólo muestra el coito, o el sexo oral (casi siempre de la mujer hacia el hombre). No promociona el placer femenino ni otras zonas erógenas de la mujer y el hombre, ni aparecen otras prácticas sexuales totalmente completas y saludables.

Si sólo nos educamos viendo porno, aprenderemos comportamientos totalmente erróneos para llevar a cabo en el sexo.

Las consecuencias en cifras:

Lo más desalentador es ver cómo se reproducen cada vez más relaciones entre jóvenes basadas en el control del hombre hacia la mujer y en comportamientos sexistas. Una encuesta de la Comunidad de Madrid desvela que entre 2010 y 2013, un 5,3% de chicas entre 14 y 16 años tuvieron situaciones en las que “el chico con el que salían le había impuesto conductas de tipo sexual” que ellas no querían realizar.

Otro estudio del Ministerio de Sanidad sobre sexismo y violencia entre adolescentes concluyó que “el porcentaje de chicas que reconocía haber sufrido insultos subió del 14% al 23% entre 2010 y 2013“, según el periódico El País.

Cada vez más menores y adolescentes creen que una relación basada en los celos es buena, y además creen que cuanto más machista sea el chico mucho mejor. Los jóvenes están llenos de estímulos negativos venidos de la música de moda, cine, videojuegos, etc., y reciben muy pocos positivos o que les digan cómo es una buena relación de pareja.

Te invitamos a leer nuestra sección “Las malas relaciones”, donde podrás recibir unos buenos consejos. También recomendamos leer “Los mejores consejos para tener una buena relación de pareja”. Si vas a iniciar una relación, o vas a tener relaciones sexuales por primera vez, has de saber y tener claras una serie de cosas antes de dar el paso.

Nuestra web para-abortar.es te ofrece una educación sexual de calidad, te ofrece todo lo que necesitas saber sobre el sexo y las buenas relaciones sexuales. Te recomendamos que si buscas información, optes por nuestra web.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Significado de emojis

Send this link to google